jueves, 22 de abril de 2010

EMPEZAR OTRO CAPÍTULO


Pasa la noche, el sueño y los sueños, y el barco rueda y rechina; los 
días, nubes rodando sin sonido y el chirriar de las alas de las aves 
virando, luchando contra el viento. Días y noches mar afuera, el paso
de los años, las décadas, sin el olor de la tierra o el escozor de la brisa. 
Y luego llega una mañana, ésta, con una luz distinta
                                                                                 como la luz de la infancia
                          cuando abrimos los ojos a un techo transmutado,
                          sin sombras habituales,
                          la atmósfera de la mañana por un momento nos asustó
                          pero después supimos, y saltamos de la cama para ver 
                                         que sí, que ese misterio era,
                                en efecto, el misterio de la nieve.

                                    Hoy, el despertar muestra el color de un océano
desconocido. Y hay islas. Pájaros de especies nuevas
                                                                                         imitando el amanecer.
El cielo también es un cielo sin precedentes, inimaginable
su matíz. Los pueblos costeros y la silueta de la montaña son casi
                                                                      un recuerdo– aunque éste
no es un lugar del que alguna vez hayamos partido. Los viajeros
no existen hasta que están a nuestro lado en la baranda. 
No hay cociencia de su arribo sino de  su proximidad.
Alguno cruza una mirada, y empezamos a hablar, a oir
su historia   el viaje por tierra, el puerto, las demoras, la embarca-
ción,
             las tormentas, las calmas ecuatoriales, y luego
la seducción de surcar el  tiempo,
todo lo demás
          retrocede, empalidece, se nubla y luego se olvida,
          sólo el mar es presente y real, y el barco olfateando su rumbo
          bajo el sol y la luna  
                                               nuestra propia historia.
                                                                                                                  





(de "A Door in the Hive" 
New Directions Publishing Corporation, 1989) 





No hay comentarios: