jueves, 8 de noviembre de 2012

DESEANDO LA LUNA (II)


La luna no. Ser una cabeza de bronce
habitada por un dios.
              Un torso de granito
que dejaron diez años a la intemperie,
adorado por las nubes que pasan
pintándolo con sus sombras, pinceladas de un azul polvoriento.
Entregándoseles en lluvia infinita.
      Ser una nube. Satisfecha con vagabundear, con disfrutar
el regocijo del cambio desde adentro, de la disolución,
de llover.
                 Acostarse en los sueños
de un joven que tiene el pelo
del color de la caoba.  





WANTING THE MOON II


Not the moon.    To be a bronze head
inhabited by a god.
                  A torso of granite
left out in the weather ten thousand years,
adored by passing clouds.
Their shadows painting it, brushstrokes of dust blue.
Giving themselves to it in infinite rain.
       To be a cloud. Sated with wandering, seize
the gaiety of change from within, of dissolution,
of raining.
                   To lie down in the dreams
of a young man whose hair
is the color of mahogany.








(de "Poems 1968-1972", New Directions Publishing Corporation, 1987)


Versión en castellano de Sandra Toro

3 comentarios:

Vera Eikon dijo...

Uffffff. Qué maravilla!!
Abrazo

el maquinista ciego dijo...

...llego hasta aquí a través del caminito iluminado por Vera, así que muchas gracias a las dos!!
Desde ya, el fantástico descubrimiento del día, y para muchos días venideros...;))
Abrazos

Sand dijo...

Gracias, a los dos...