miércoles, 15 de diciembre de 2010

LO QUE ELLA NO PUDO DECIRLE


Yo quería
conocer cada hueso de tu columna, cada
poro de tu piel,
los zarcillos que formaba tu vello.
Dejar
que mi piel entera, mis manos,
mis tobillos, hombros, pechos,
hasta mi sombra,
quedaran impresos para siempre
con eso de vos que
para siempre me será desconocido.
Acunar tu sueño.



What She Could Not Tell Him

I wanted/ to know all the bones of your spine, all/ the pores of your skin,/ tendrils of body hair./ To let/ all of my skin, my hands,/ ankles, shoulders, breasts,/ even my shadow,/ be forever imprinted/ with whatever of you/ is forever unknown to me./ To cradle your sleep. 

from "The Freeing of the Dust", 1975




              

2 comentarios:

Karol dijo...

Había leído este poema, antes. No deja de robarme el aliento...sim embargo la versión en ingles me gusta mucho más.

Gracias.

Sandra Toro dijo...

Concuerdo con vos, por completo. No sólo éste, todos los textos que encontrás en este blog son superiores -por lejos- en sus versiones originales. Las traducciones son acercamientos, atisbos, no más que eso.
Gracias por comentar.