jueves, 18 de febrero de 2010

SEPTIEMBRE DE 1961




Este es el año en que los viejos,
los grandes viejos,
nos dejan solos en el camino.

El camino conduce al mar.
En los bolsillos tenemos palabras,
instrucciones oscuras. Los viejos

se llevaron la luz de su presencia,
la vemos alejarse por la ladera
de una montaña.

No están muriéndose,
se han retirado
en dolorosa intimidad

aprendiendo a vivir sin las palabras.
E.P. “se parece a morir” – Williams: “No
puedo describir lo que

me estaba pasando”
H.D. “incapaz de hablar.”
La oscuridad

se retuerce en el viento, las estrellas
son ínfimas, el horizonte está
encerrado en la bruma de las luces urbanas.

Nos dijeron
que el camino conduce al mar,
y pusieron el lenguaje

en nuestras manos.
Pero sólo oímos
nuestros pasos cada vez que un camión

nos encandila y pasa
dejándonos un nuevo silencio.
No se puede llegar

al mar por esta ruta
infinita, a no ser que haya
una curva al final, parece

perseguir al búho que sobre ella planea
silencioso y oblicuo, adelante y atrás,

lejos, hacia lo profundo del bosque.

Pero el camino se desenrolla
para nosotros, que contamos
palabras en los bolsillos, preguntándonos

cómo va a ser sin ellos, no detenemos
la marcha, sabemos que
queda lejos, y algunas noches

nos parece que el viento trae
un olor a mar...

    (de "Selected Poems",                                            
New Directions Publishing Corporation, 2002)



September 1961

This is the year the old ones,/the old great ones/leave us alone on the road.//The road leads to the sea./We have the words in our pockets,/ obscure directions. The old ones//have taken away the light of their presence,/we see it moving away over a hill/off to one side.// They are not dying,/they are withdrawn/into a painful privacy //learning to live without words. /E. P. "It looks like dying"-Williams: "I can't /describe to you what has been//happening to me"-/H. D. "unable to speak."/The darkness//twists itself in the wind, the stars /are small, the horizon/ringed with confused urban light-haze.// They have told us/the road leads to the sea,/and given /the language into our hands./We hear /our footsteps each time a truck// has dazzled past us and gone/leaving us new silence./Ine can't reach /the sea on this endless /road to the sea unless /one turns aside at the end, it seems,// follows /the owl that silently glides above it/aslant, back and forth, //and away into deep woods. //But for usthe road /unfurls itself, we count the /words in our pockets, we wonder /how it will be without them, we don't//stop walking, we know/there is far to go, sometimes/we think the night wind carries/a smell of the sea...









2 comentarios:

Verónica Cento dijo...

He leído los últimos poemas que publicaste sobre Denise, y me gusta mucho mucho, Sandra.
¿Vos hacés la traducciones, verdad?

Sandra Toro dijo...

Sí, Valeria. Todas las versiones de Levertov que hay en este blog son mías, para todos. Me alegra que te hayan gustado.
Un abrazo